Un vikingo en los tiempos modernos

Por Mario Marentes

Se dice que cada artista deja algo de su esencia en cada obra que realiza y en el caso de la película How heavy this hammer del canadiense Kazik Radwanski puede verse cumplida esta premisa.
El director nos permite encarnar a Erwin, un tipo cuarentón, grande y corpulento que vive alienado de su vida, ya que centra la mayor parte de su atención en un videojuego de estrategia sobre las guerras nórdicas. Un hombre que se esfuerza por ser mejor persona, cuyos intentos se ven afectados por su pereza constante y naturaleza conflictiva.

Lo interesante de este personaje, es que en realidad es muy difícil de juzgar, ya que cuenta con condiciones demasiado humanas para no sentirse identificado con él de alguna u otra manera.
Otro aspecto que vale la pena resaltar, es el hecho de que esta historia por un lado tiene rasgos muy personales del realizador, ya que el protagonista está basado en algunos aspectos de la personalidad de su padre. Y por otro lado se convierte en un relato muy humano y a la vez universal.

Este filme es un relato sobre los hastíos de la vida moderna, la alienación por el uso de la tecnología y sobre la capacidad que tiene el arte de despertar la empatía por otro ser humano, que al igual que gran parte de la población, está intentando con todas sus fuerzas de ser mejor persona.

How heavy this hammer formó parte del extenso catálogo del Festival de cine Contemporáneo Black Canvas, que en su segunda edición nos permitió de nueva cuenta, vivir realidades muy diferentes a la nuestra.