Por Pablo Jofré López

   Cuando el director ejecutivo del Festival Internacional de Cine de San Francisco recluta a Guy Maddin, para realizar un collage cinematográfico a partir de películas hollywoodenses rodadas en el área de la bahía, éste sabía que su relato no podía limitarse a una ordenada historia de la ciudad, menos cuando en las más de 200 película y series de TV que visionó aparecieron numerosos tópicos de importancia social y cultural. En efecto, temas como el amor libre, los beatniks, el SIDA o la libertad de culto surgían como probables ejes narrativos, pero mientras más imágenes veían Maddin y su equipo más estas remitían a Vértigo, lo que finalmente decide al canadiense a recrear aquella cinta emblemática.

Claramente Green fog no es un remake al pie de la letra del clásico de Hitchcock, sino que reconstruye libremente la trama con escenas tomadas de las fuentes más dispares, series televisivas de los setenta como McMillan & Wife, películas de ciencia ficción como Star Trek y clásicos del cine como The Lady of Shanghai. A través de estas obras, la película explora los elementos comunes que persisten a través del tiempo en estos medios, para lo cual el montaje se va armando alrededor de patrones espaciales y gestuales que proveen continuidad a imágenes que no la tienen. Es un montaje anclado en el cine experimental y vanguardista de los años veinte, guiado por las premisas de Dziga Vertov expuestas con maestría en su gran Man with a movie camera.

Aquí, el cine separado en arte y entretenimiento no tiene sentido, pues junto a la serie de televisión se nivelan horizontalmente, quitando esa distancia intelectual entre lo que se considera artístico. Esa posibilidad se debe a lo que facilita aquí la combinación, la existencia de una manera institucionalizada de filmar. Así, los personajes de Vértigo son representados por muchos actores, sus carros son muchos carros, sus edificios son muchos edificios, pues forman parte tanto de la creación como de la maestría alcanzada por el cine norteamericano, así como de los clisés y convenciones que se han impuesto como la forma correcta de hacer una película. Es, en síntesis, más que un registro de los cambios sociales y arquitectónicos por los que atraviesa San Francisco, una microhistoria del cine que se vuelve global en estos tiempos.

 

 

La Niebla Verde
The Green Fog

EU – Canadá | 2017 | DCP | Color – B&N | 61 min | Guy Maddin, Evan Johnson, Galen Johnson

 

 

 

Miércoles 22 | Cinemex Insurgentes| Sala 5 | 16:00hrs

Viernes 24 | Cinemex Reforma Casa de Arte | 13:00hrs