Noviembre sin ti

O no importa cuál mes sea, porque después de que terminamos el paso de los días fueron tan monótonos que hasta mi último cumpleaños pasó desapercibido.

Me gusta escribirte aún porque sé que no lo leerás y de esta manera es más fácil sentirte en una disque prosa, que mandarte un “te extraño” que tal vez no vas a contestar.

Después de semanas y varios seen, me sigues importando. Y me sigues doliendo como el primer día. El primer beso. El primer “te quiero”.

No hay poema que no me recuerde tus abrazos. Sigo siendo la misma persona cursi que conociste.

Tampoco hay canción que no termine describiéndote. Desde Shakira, Reik y hasta Bad Bunny (hay excepciones).

No sé por qué justamente en uno de los mejores meses. Aquel que fuese mi favorito; pero no dejaré de utilizar desde noviembre los suéteres navideños que tanto te molestaban.