Retrato familiar de las Kardashian (El silicón no es sólo para las manualidades)

Por Ligia Angulo

Las Kardashians…las hermanas más famosas de hoy en día. Han logrado construir un imperio en la industria de la moda gracias a esos voluptuosos cuerpos: traseros enormes, senos firmes y cinturas envidiables. Pero la pregunta del millon siempre será ¿estas curvas son naturales? La respuesta es no.

A lo largo del tiempo la sociedad ha impuesto algo conocido como “canon”, que es definido según la Real Academia Española como una regla o precepto. Si nos adentramos un poco a la historia, nos daremos cuenta que estos cánones han ido evolucionando de la mano de nuestra sociedad.

Desde la prehistoria los hombres ya preferían a las mujeres con grandes senos y caderas anchas, puesto que lo asociaban con fertilidad. En el renacimiento se logra destacar a una mujer más al natural y basta con mirar algunas de sus pinturas, para darnos cuenta que la belleza estaba marcada por cuerpos más reales,pero facciones más delicadas.

Los siglos XVII y XVIII muestra a una mujer de obviamente caderas anchas y cintura muy pequeña y es aquí donde podemos decir que nacen las famosas fajas.Así es las fajas han sido parte de la belleza femenina desde hace siglos y aun que muchas mujeres suelen ocultar el hecho de usarlas, es lo más normal y femenino.

Llegamos al siglo XX donde aparece la famosa “Gibson Girl” con pechos altos, caderas anchas y una vez más nalgas prominentes.

Hasta 1960 las curvas mandaban en la industria de la moda pues en estos tiempos ese era un canon importante y como un claro ejemplo tenemos a Marilyn Monroe.

Con el tiempo las curvas dejaron de tener apariencia y más bien comenzaron a desaparecer, diez años después las únicas curvas que se podían tener eran las de unos pechos prominentes, las mujeres buscaban ese cuerpo “perfecto” para lucir un esplendido bikini.

En 1990 toma fuerza algo que las Kardashians conocen muy bien: las cirugías estéticas. Silicón por aquí, silicón por allá, más bótox y una liposucción que no vendría mal. Hasta la fecha las cirugías esteticas están por todos lados y es aquí cuando nos damos cuenta que el silicón no es solo para las manualidades de papel, si no también para las manualidades corporales.

Para el año 2018 las Kardashians muestran cuerpos exuberantes hechos por las manos de un médico, mientras otras mujeres muestran sus cuerpos de manera natural, con estrías,celulitis, lonjas,pancita y todos esos “defectos” que decimos tener.

La verdadera belleza no es una bolsa de silicon o una jeringa llena de algún liquido de extraña procedecia, la belleza es la aceptación de cada quien al vernos diariamente frente al espejo y amar la piel en la que nos toco vivir. Las Kardashians son el vivo ejemplo de que nunca nadie esta conforme con su cuerpo. Pero hay miles de mujeres más tratando de luchar por que ames y aceptes tu cuerpo tal y como es.

Así que en un mundo lleno de Kardashians, siempre sé tú misma.