El Patito Feo (Es porque soy blanco, ¿verdad?)

Por Christa Avendaño

Negro, luchando contra el racismo: Normal.
Blanco, luchando contra el racismo: Casi normal.
Negro que se hizo blanco, luchando contra el racismo: ¿Cómo? ¿Me lo puedes explicar?

Supongo que ya saben de quien estoy hablando, así es… Michael Jackson.

El 11 de noviembre de 1991 lanzó su primer sencillo Black or White de su álbum Dangerous, estoy casi segura de que todos lo han escuchado alguna vez, es esta canción que dice en el coro:

Don’t tell me you agree with me
When I saw you kicking dirt in my eye

But, if you’re thinkin’ about my baby
It don’t matter if you’re black or white

I said if you’re thinkin’ of being my baby
It don’t matter if you’re black or white

I said if you’re thinkin’ of being my brother
It don’t matter if you’re black or white

¿Ya la recuerdan? !Perfecto! Pues bien, esta canción no sólo es un éxito y es súper pegajosa sino que también fue la forma de M.J para llamar a las masas a una unión racial y dejar de hacernos el feo el uno a los otros.

Todo hasta ahí está genial pero te detienes a pensar y no logras entender como una persona que era negra y pasó a blanca puede hablar de aceptar los diferentes colores de piel si no es el mejor ejemplo de lo que predica.

Sin embargo tenemos que tomar otros puntos en cuenta antes de generar una opinión sobre el tema.
En 1993 estando en entrevista con Oprah Winfrey él declaró que en 1984 fue diagnosticado con vitiligo (condición que genera la pérdida de pigmentación en la piel) y con lupus eritematoso.

Comenzó maquillando las zonas con falta de pigmentación pero al ir aumentando simplemente se cansó y decidió blanquear su piel.

Cuando falleció el médico que realizó la autopsia confirmó esto y que además había tatuado sus cejas de negro al igual que parte del craneo porque estaba perdiendo el cabello y quería que no se notara tanto con las pelucas y también tatuó sus labios de rosa.

Hasta aquí podríamos decir que no fue un problema de autoestima sino que hubo algo más fuerte que lo llevó a ese cambio tan radical, pero… ¿Y las cirugías?

El Dr. Wallace Goodstein confirmó que M.J se realizó entre 10 y 12 cirugías con las que cambió su apariencia por completo, se operó los pómulos, barbilla, párpados y la más notable… ¡La nariz! Se la operó tanto que le quedó muy pequeña y tiempo después tuvieron que reconstruirla.

Entonces sí quería parecer una persona blanca y el vitiligo era un buen pretexto para empezar a hacerse múltiples cambios físicos y dejar a un lado sus raíces.

Si aún no estás tan confundido como yo, vamos a agregar que Frank DiLeo, quien fue su manager, dijo que M.J había afirmado que tenía la necesidad de operarse ya que no soportaba el ver la cara de su padre cada vez que se miraba al espejo.

Así es como llegamos a la conclusión de que era un negro luchando contra el racismo, abandonó su color por el vitiligo, cambió su físico porque no le gustaban sus facciones pero no porque no estuviera orgulloso de lo que era sino porque se parecía a su padre y él tenía facciones de negro, entonces… ¿Qué?

En mi opinión, sí se avergonzaba de su físico y sintió la necesidad de adaptarse por miedo a no llegar a ser una gran estrella por su color, fue importante que tratara de unir a las razas pero su mensaje perdió ese valor con sus acciones y sólo quedó como una canción con muy buen ritmo.

Total, su vida fue un caso confuso, llena de misterios y enredos, lo que es un hecho es que no importaba el color del que fuera, la gente lo amaría tanto como hasta ahora y en nuestros corazones siempre será el Rey del Pop.