AQUÍ

Por Cristina Franky Meza

Sentada, una vez más en el parque, me pregunto: ¿Cómo he llegado a éste lugar otra vez? ¿Cómo a pesar de las vueltas que he dado vuelvo a estar en el mismo lugar? En mí.

A veces vuelvo al pasado para reencontrarme aquí. He visto que no importa cuánto avances, siempre es importante retomar caminos pasados para seguir. A veces para resolver dudas, a veces sólo para volver a construir. Volver a ser niño en un parque de diversiones, volver a ser un niño a la orilla del rio a punto de tocar el agua fría, retroceder quince o vente años para volver a asombrarme por la vida.

Cuando conozco a alguien por primera vez, lo escucho como si fuera mi primera clase de geografía; cuando descubres el mundo y comprendes de dónde vienes y por qué estás aquí. Cuando me alejo de alguien vuelvo a ése día cuando lo conocí, para entender el por qué ahora lo dejo ir y vuelvo aquí: a mí.  Aquí es donde todos deberíamos estar: conociendo y dejando ir. Por nosotros, por ti y por mí.