Niños siniestros que dan mello

Podrán tener caritas agradables pero los niños de esta lista transpiran maldad pura y dura, y nos llegaron a sacar un susto y a hacernos sentir que se nos aparecerían mientras dormíamos. Pero no solamente encontrarás a niños poseídos o que vienen del más allá, por ahí se filtran unos que aunque estén bien vivos, su perversidad nos pasma de una manera que también es un miedo válido. Aquí les dejamos algunos de los niños que nos traumatizaron y nos erizaron la piel.

Los nombres de las películas las dejo en su título original (y no porque sea bien pocha) sino para mayor facilidad en su búsqueda por l’Internet .

 

The Exorcist (1973) William Friedkin

Este blockbuster del terror brindó nueve minutos de un exorcismo que traumó a toda una generación y que se posicionó para la siguiente como una película clásica en el género. De hecho, fue la primera película de terror nominada a los Oscar en la categoría de Mejor Película, y aunque no ganó, se llevó dos estatuillas por Mejor Guión Adaptado y Mejor Sonido.

Linda Blair -la morrita que vomita guisantes verdes al Padre Merrin-  la responsable de traumarnos con sus vueltas de cabeza, sus blasfemias y su “imitación arácnida” bajando de las escaleras, se lleva el primer lugar por ser de las primeras niñas que nos asustaron.

 

The Omen (1976) Richard Donner

¿Por dónde empezar con todos los fun facts que esta película tiene? Primero que nada, había sido titulada como The Antichrist, previamente la cambiaron por The Birthmark, hasta que finalmente tuvo el título por la cual la conocemos actualmente.

Otra de las modificaciones que hubo de parte del guionista David Seltzer fue el nombre de nuestro niño siniestro; primeramente se iba a llamar Domlin pero la esposa de Seltzer lo convenció de que no eligiera ese nombre. Al final, escogió ‘Damien’ por el Padre Damien, el primero en empezar una colonia de leprosos en una isla de Hawaii.

Nuestro niño maldito, Harvey Stephens, ganó su rol al atacar al director pegándole en sus partes nobles. ¿Hay mayor maldad que ésta?

 

Children of the Corn (1984) Fritz Kiersch ​

Basada en el relato que aparece en El Umbral de la Noche de Stephen King,  Los Niños del Maíz no sólo nos entregan a un niño, sino a varios que forman parte del culto “El que camina detrás de la fila” Aunque como cada grupo se necesita un líder, ellos tenían a uno con mirada matadora, el niño-predicador Isaac Chroner que fue interpretado por John Franklin cuando tenía 24 años en la filmación. Tal vez el culto que rendían entre los maizales también le dio un poquito de juventud.

 

El Espinazo del Diablo (2001) Guillermo Del Toro

Esta lista de recomendaciones merecía tener una película hispano-americana y por eso la película dirigida por Del Toro y producida por El Deseo (la productora de Pedro Almodóvar) nos entrega a Santi, un fantasma de la Guerra Civil que en varias escenas del film nos tensa los hombros cuando vemos flotar sangre.

El Espinazo del Diablo es “el hermano” de El Laberinto del Fauno y se inspiró en las memorias del director, especialmente en la relación con su tío, quien dice volvió a nuestro mundo terrenal como un fantasma.

El diseño fantasmal de Santi –interpretado por Junio Valverde- se inspiró en las películas japonesas, como The Ring y sin duda alguna, lograron espantar con esa cara.

 

The Ring (2002) Gore Verbisnki

Escuchar sonar el teléfono de tu casa después de ver esta película te hacía dudar en si contestar o no por miedo de escuchar el susurro de “Seven Days”.

Durante toda la película la presencia de El Aro se encuentra sutilmente en diferentes escenas – en el sweater del doctor, en el número departamental de Rachel- además de introducirse como mensaje subliminal para crear la tensión en el espectador.

La imagen de Samara arrastrándose del televisor sin duda, nos obligó a varios a taparnos los ojos y a temerle a las cadenas malditas de Messenger.

 

El Orfanato (2007) J.A. Bayona 

“1, 2, 3, toca la pared” es el peor juego inventado. Y no lo digo porque en verdad sea malo, sino que es tan buena idea para generar un miedo entrañable que es malo que se haya inventado porque causa conflicto que cada vez que Belén Rueda voltea a la pared y los niños se acercan detrás de su espalda.

La historia fue concebida en 1996 por Sergio Sánchez pero fue hasta el 2004 que llego a manos de Bayona, quien se acercó a su amigo Guillermo Del Toro para que la produjera, de hecho, en la película hay mención de su nombre como uno de los niños. El Orfanato fue ovacionada por diez minutos en el Festival de Cannes (y quince minutos por mí)

Quien se lleva el trofeo por causar(me) escalofríos en la columna vertebral es Tomás, el niño con su terrible saco en la cabeza.

 

¿Cuál de estos niños te da más mello? O si hay alguno que no esté en la lista, ¿cuál agregarías?