5 jugosas películas para comerte los dedos

La antropofagia, comúnmente conocida como canibalismo es un acto que nos resulta difícil de comprender. Pero ciertamente, sea debido a rituales con creencias religiosas o por superivencia, el hecho de comerte a otro ser humano ha sido una temática inspiradora para la pantalla grande. Si tienes un estómago resistente, aquí te recomendamos cinco jugosas películas de canibalismo.

 

1. Holocausto Caníbal (1980) Ruggero Deodato

Este found footage con guión de Gianfranco Clerici nos muestra al antropólogo Harold Monroe, quien va al Amazonas a buscar a un grupo de cineastas que habían viajado a hacer un documental sobre una tribu caníbal que habita en la zona. Después de pasar varios días con la tribu y ganarse su confianza, Monroe recupera el celuloide del material filmado por los fallecidos. A su regreso a Nueva York, examina las cintas y junto a él descubrimos la violencia provocada para capturar imágenes sensacionalistas convirtiéndonos en cómplices de lo ocurrido.

El impacto de esta película en su época fue que el modo de realización daba una impresión hiperrealista que jugaba con las mentes de los espectadores, Deodato hizo un corte entre la realidad y la ficción: las muertes reales de los animales con la fusión de las muertes humanas actuadas.

Se pensó que el director había asesinado a sus actores pues en las fechas de estreno todo el crew estaba desaparecido, y una revista francesa sugirió que podía tratarse de una película snuff. En realidad, los actores habían firmado un contrato para permanecer “ocultos” y generar misterio alrededor del largometraje.

Si quieres ver la película completa, aquí te dejamos el link.  

 

2. Delicatessen (1991) Jean Pierre-Jeunet, Marc Caro

En una sociedad post-apocalíptica donde la comida es tan rara e invaluable que se ve como una forma de moneda, la historia transcurre con un carnicero que es también el dueño del edificio donde nos familiarizamos con todas las rarezas de sus inquilinos. El propietario necesita a un nuevo ayudante ya que el primero desaparece “misteriosamente”. El ex payaso que se postula para el puesto se enamora de la hija del carnicero y ella sabiendo de las intenciones reales de su padre, busca la ayuda de los trogloditas, un sub grupo de la sociedad que vive bajo tierra.

Esta comedia negra muestra el gran complemento del dúo para evocarnos a un ambiente vintage-apocalíptico. La actuación de Dominique Pinon (quien casi casi es el muso de Jeunet por sus frecuentes colaboraciones) nos entretiene con tal empatía que Delicatessen es una de las películas que tienen que ocupar tu lista.

 

3. The Silence of the Lambs (1991) Jonathan Demme

Clarice Starling tiene que sacar el perfil psicológico del asesino serial Buffalo Bill con la ayuda de Hannibal Lecter, quien está confinado en el psiquiátrico de Baltimore por crímenes de canibalismo. Con sólo cuatro escenas entre estos dos personajes, nos tensionamos al ver el juego psicológico donde Hannibal envuelve a la inspectora del FBI.

Basada en la novela homónima de Thomas Harris, la película sin duda alguna nos presentó a un personaje que se volvió icónico y parte de nuestra cultura popular: el doctor Hannibal Lecter.

 

4. The Green Inferno (2013) Eli Roth

Un grupo de jóvenes activistas de la ciudad de Nueva York viaja a los remotos bosques de Perú pero en su lugar se topan con una tribu de caníbales nada amigables.

El director se inspiró en una de sus películas favoritas: Holocausto Caníbal, con la que cierra la trilogía de “Travel and Punishment” (Cabin Fever y Hostel son las otras dos).

Para esta filmación, Roth llevó a todo el crew más allá de lo que alguien había llegado a filmar en territorios del Amazonas. En una villa sin agua ni electricidad y donde jamás habían visto una película, Eli Roth les explicó a los habitantes el concepto y les llevó una televisión (y el generador obvio para tener electricidad) mostrándoles Holocausto Caníbal: pensaron que era lo más gracioso que habían visto en su vida.

Échale un ojito al tráiler:

 

5. Raw (2016) Julia Ducornau

 

Justine es una adolescente vegetariana a punto de estudiar veterinaria, como parte de la novatada a todos los de primer año una, de las primeras cosas que hay que hacer es comer hígado de conejo. Después del primer bocado, un insaciable deseo por comer carne empieza a crecer en ella.

En varias proyecciones de festivales la gente se salió de las salas, incluso hubo un desmayado, algunas escenas de las películas eran tan fuertes y crudas que no lo podían soportar. Pero más allá del tema caníbal, la directora ha dicho que Voraz es una interpretación de la transición a la vida adulta, así como también el cuestionamiento de ¿qué es ser humano? Por lo que –acertadamente- reflejó la lucha de los instintos animales con el control desde una perspectiva singular, la de Justine, y no como la del otro alejado de la sociedad.  

¿Quién diría que detrás del canibalismo había un planteamiento existencialista? Voraz (en su traducción al español) se encuentra actualmente en la plataforma de Netflix. Por mientras, te dejamos el tráiler para que abra tu apetito:

 

¿Qué otras películas agregarías a esta lista?