En 1982, una audiencia intrigada por el futuro pudo dejar volar su imaginación con la obra literaria Do Androids dream of electric sheep? de Phillip K. Dick y posteriormente con la dirección de Ridley Scott en la adaptación fílmica de la novela, llamada Blade Runner. En la que se muestra a la ciudad de Los Ángeles en un lejano 2019, con un aire vibrante, llena de espectaculares llamativos, vestuarios arriesgados y maquillajes coloridos, envuelta en la electrizante banda sonora a cargo del griego Vangelis.
Rick Deckard (Harrison Ford), un policía retirado es llamado nuevamente al deber cuando Tyrell Corporation creó una serie de robots llamados Nexus 6 o Replicantes, seres virtualmente iguales a los humanos pero con habilidades superiores a estos, como lo son la fuerza, análisis y agilidad, pero carentes de sentimientos, los cuales se vuelven una amenaza al reclamar independencia y buscar la razón de su existencia.
Con este filme Harrison Ford, quién ya había participado en La guerra de las galaxias e Indiana Jones, se consolida como ícono pop de la década de los ochentas, convirtiéndolo en uno de los actores más entrañables de la época.

 


Ficha técnica:


Nombre: Blade Runner  Lugar y año: EUA, 1982
Dirección: Ridley Scott Guión: Hampton Fancher, David Webb Peoples (basado en una novela de Phillip K. Dick) Producción: Michael Deeley

Fotografía: Jordan Conenweth

Música: Vangelis

Interpretación: Harrison Ford, Rutger Hauer, Sean Young, Eduard James Olmos

Texto por Sofía Ibarra