William: El nuevo maestro del Judo

Hace un par de años, Navajazo del cineasta mexicano Ricardo Silva conquistó el prestigioso Festival de Cine de Locarno en Suiza alzándose con el Leopardo de Oro de la sección “Cineastas del Presente” con su peculiar mezcla de patetismo, bizarra sociología tijuanense y apocalíptica vibra que generó gran controversia de opiniones al presentarse en las salas mexicanas.

En esta ocasión, Silva, junto al también cineasta Omar Rodríguez, regresa con un trabajo aún más ambicioso, controversial y definitivamente polarizante sobre otro habitante de la frontera mexicano-estadunidense extraviado en más de un sentido: el cantante de origen sueco William Clauson quién alcanzó fama internacional al ser el interprete de La Bamba, pero Silva aborda su historia desde ángulos, por decirlo de alguna forma, peculiares. La demencia que atraviesa un anciano Clauson y el poco interés que su historia despierta en los cineastas, parece permitir a Silva oscilar entre viñetas, en apariencia arbitrarias e inconexas, que van desde mitológicas historias sobre el génesis del mundo, apariciones esporádicas de un diablo que remite al lánguido Belcebú de Post Tenebras Lux y una extraña docuficción en la que el actor Edward Coward (Las elegidas) es un hombre que le paga a tres “prostitutos” (uno de ellos el actor Hoze Meléndez) para que le demuestren “afecto real”.

Si en su trabajo anterior, Silva había creado un mosaico de personajes extraños y ritmo errático con un punzante navajazo, en William: el nuevo maestro del judo Silva parece adentrarse en el corte hecho para llegar a lugares recónditos de la mente humana y del dominio del caos y lo arbitrario, presentando la lucha de historias, ideas y conceptos que se baten en intenso duelo, como un par de judocas que forcejean por dominar el uno al otro.

Con algunas ideas aterrizando mejor que otras, el trabajo de Silva es sin duda ambicioso y de un refinamiento visual notorio, aunque sin la contundencia que hacía de su Navajazo un acto desafiante en el panorama del cine mexicano actual, William el nuevo maestro del judo es una obra que es tan críptica como transparente, tan genuina como impostada, tan real como falsa y tan repelente como atractiva. Un coherente tratado de ser lo que no se es y actuar lo real.

La historia de un puto ser de luz encabronado.

 

William El Nuevo Maestro del Judo / William The New Judo Master

 

Texto por JJ NEGRETE