Mas allá de una ventana, un par de binoculares y la curiosidad de un hombre. Reseña de La Ventana Indiscreta.

Peculiar película de aspecto cuidado, considerada para el ojo de nuestra época como una obra clásica y creo que hasta podría decirse antigua, se proyectó por primera vez en el año 1954, mostrando al público una diversidad de personajes contrastantes en personalidad y aspecto, viviendo en un mismo conjunto de departamentos.

La Ventana Indiscreta dirigida por Alfred Hitchcock, basada en el cuento It Had to Be Murder, del escritor estadounidense Cornell Woolrich publicado en 1942, un clásico del suspenso en el cine, lleva al espectador por un camino de misterios y sorpresas, sin salir mas allá de la cuatro paredes del departamento de un fotógrafo lesionado y el alcance de sus binoculares o su cámara fotográfica.

El fotógrafo L.B. Jefferies (James Stewart) se encuentra en su departamento guardando reposo debido a una fractura en la pierna derecha, por lo que posee tiempo libre de sobra, el cual pasa observando a sus vecinos a través de su ventana. Un músico que vive en el edifico a la derecha del suyo, en la planta baja del edifico de enfrente, una excéntrica artista plástica y su vecina próxima, una solitaria y triste mujer. En el primer piso una guapa bailarina, a la que llama “chica torso”, al lado de ella vive el sospechoso Sr.Thorwald y su posteriormente desaparecida esposa. Son algunos de los personajes que componen el filme, y en el último piso una pareja que tiende a dormir en el balcón y su pequeño perrito que pasa el día husmeando en las flores del jardín.

Es interesante como la historia conforme pasan los minutos se va tornando más intensa y misteriosa, inicia en un tono relajado, Jefferies tan solo como un mirón y unas cuantas visitas de su enfermera y Lisa (Grace Kelly), una bella chica de alta sociedad con la cual lleva una relación bastante relajada, pero conforme se acerca el final con la ayuda de las mismas y el detective Doyle, tratará de resolver un presunto asesinato en la Calle 9 Oeste 125.

Película disponible en Netflix

 

Texto e ilustración por Fátima Müggenburg

Título de la ilustración A través de la ventana