El lienzo cinematográfico, una entrevista con Claudio Zilleruelo Acra

El viernes 17 de noviembre de 2017 entrevisté a Claudio Zilleruelo Acra, Director Artístico y programador del Festival de Cine contemporáneo Black Canvas, en la biblioteca de la Universidad de la Comunicación.
A pesar de estar tan próxima la fecha de inauguración del festival, tuvo la amabilidad de brindarme unos minutos de su tiempo para contestar mis preguntas.

Mario: ¿Qué dificultades se presentaron en la planeación del festival?
Claudio: Varias dificultades, sobre todo porque en las fechas en las que teníamos planeado el Black Canvas no lo pudimos llevar a cabo ya que nos tocó justamente el temblor. Tuvimos que cancelar y posponer el festival en esas fechas, para que después de dos meses lo volviéramos a realizar, pero ahora del 21 al 26 de noviembre.
Siempre la primera edición de un evento cultural es compleja poder llevarla a cabo, porque existen muchas dudas por parte de algunos patrocinadores y distribuidores, pero tenemos afortunadamente muchos años haciendo festivales de cine y pues contamos con todo el apoyo de los agentes de venta, de las distribuidoras en el extranjero, de los productores y directores, que nos confiaron sus películas para poder insertarlas dentro de cada una de las secciones del festival.
Black Canvas de manera operativa, lleva haciendo su gestión desde hace unos 8 meses pero la concepción del festival, de la línea editorial, de la curaduría del festival y que tipo de enfoque queríamos darle, venimos haciéndolo desde hace unos 2 años aproximadamente, incluyendo el nombre del festival, que creo es muy particular.

M: Como tú mencionaste, ya tienes bastantes años haciendo festivales ¿qué hiciste distinto en esta ocasión con respecto a los anteriores festivales en los cuales has participado?
C: Yo creo que lo que se hace diferente es que le dimos desde un inicio toda la guía y la concepción de que tipo de festival queríamos hacer. Cual era el foco, las búsquedas, las intenciones cinematográficas y narrativas que queríamos incluir dentro del amplio panorama que pretendemos mostrar a los cinéfilos de la ciudad.
Es un festival que tiene muy en claro que quiere comunicar con los textos en su página web, en sus impresos, en su imagen y de que forma nos acercamos a las películas. Eso lo logramos también a través de la división en secciones que tienen premisas muy claras.
Creo que eso hicimos diferente, nos llevamos mucho tiempo en organizar cada uno de los rubros y aspectos que un festival de cine requiere para poderle dar esa presencia y esa personalidad.
No tiene mucho caso hacer un festival de cine, si no tiene una identidad propia y un perfil adecuado. Lo cual conseguimos con la programación del Black Canvas, que en un 90% son estrenos en el país. Eso es una particularidad y es algo que un festival de cine debe de tener.

M: Hace un momento hiciste referencia con respecto del nombre que es muy particular, ¿de dónde surge el nombre Black Canvas?
C: No queríamos darle un nombre que lo anclara a la identidad de la ciudad, ya que esto se vincula mucho con los festivales que han sido apoyados por los gobiernos de nuestra ciudad y que cuando termina el periodo de gobierno, con ello también acaba aquella iniciativa
Al decidir ponerle Black Canvas, creo que le dábamos más personalidad y lo dejábamos más abierto a la universalidad de lo que queríamos expresar con las películas.

Black Canvas para mi es el origen de la creación artística, de lo que se encuentra dentro de nosotros, en el contenedor interno, en el subconsciente del ser humano. Se haya en todas estas preguntas y cuestiones que van generando este desarrollo del querer plasmar un discurso y después poderlo materializar. El Canvas, un lienzo, puede ser cualquier cosa: una caverna, una piedra, arcilla o un muro.
Bueno en este caso, el Black Canvas es la parte creadora para posteriormente ser expuesto en un lienzo blanco que es la pantalla del cine.

M:¿Qué tipo de películas se quedan contigo? ¿qué tipo de historias te acompañan el resto de tu vida?
C: Las historias llenas de color, vívidas, frenéticas, no por la manera en la que están construidas, editadas o montadas, si no por eso que muestran que existe dentro de nosotros como seres humanos llenos de contradicciones y de movimiento interno.
Me mueven esas películas que se acercan a la filosofía de nuestra existencia, a la filosofía del ser humano, las que se preguntan que es lo que estamos haciendo aquí. Aquellas que reflejen los síntomas del mundo en el que vivimos.

M: ¿Para ti qué es cine?
C: El cine representa para mi a todas las artes dentro de una sola arte, el cine refleja una sola realidad que probablemente puede asemejarse a la de cada persona. Y por eso nos vamos identificando con diferente historias y películas. Porque tiene una inmediatez con nuestras emociones y nuestros sentimientos a través de la imagen.
Para mi el cine es un medio para sensibilizarnos y para observar otro tipo de visiones y miradas del mundo. A través de nuestros ojos, pero desde la percepción de otro ser humano que la hace y que conecta de manera directa con nosotros.
Es atreverse a adentrarse a otros mundos que probablemente puedan relacionarse de manera inmediata con nuestro entorno, pero que no podemos muchas veces exteriorizar. Y a través del cine complementamos esta búsqueda que necesitamos como individuos.

M:¿Qué opinas del cine mexicano en la actualidad?
C: El cine mexicano en la actualidad es increíble, para mi Carlos Reygadas, director de películas como Batallas en el Cielo, Luz Silenciosa, Post Tenebras Lux y Japón, es uno de los grandes cineastas que tiene nuestra época. Es uno de los grandes exponentes del cine del mundo, sin hablar solo del cine mexicano y como Reygadas hay otros directores en nuestro país que también enfrentan este tipo miradas universales, a través de sus miradas particulares, con sus búsquedas narrativas y estéticas de manera muy personal

M: Ya para terminar, tú siendo un cineasta con experiencia ¿Qué consejo le puedes dar a la nueva generación de cineastas que hay aquí en México?
C: El consejo que yo les puedo dar es que sigan explorando sus propias voces, lo hemos platicado mucho aquí y es que cineastas existen muchos, pero hay pocos que logran encontrar esa propia voz para contar esas historias que nos hacen sentir lo que el cine debería hacernos sentir.
Buscar hacer un cine más honesto y auténtico, a través de una observación personal de la vida y dejar eso asentado.

M: Muchas gracias por tu atención y tu tiempo.
C: Gracias a ustedes.

 

Entrevista por Mario Marentes

Fotografías por Jessica Osorio