Clausura del Festival de cine Contemporáneo Black Canvas

El domingo 26 de noviembre de 2017, en la sala 7 de la Cineteca Nacional se despidió a la primera edición del Festival de cine Contemporáneo Black Canvas. Tarde que se engalanó con la entrega de los premios en las competencias de cortometrajes mexicana e internacional, otorgando una estatuilla de cerámica, la cual simboliza la mutación y el cambio en la vida, con dos serpientes enroscadas. 

En la categoría de cortometrajes mexicana, a Mejor Fotografía se reconoció a Libélula de José Pablo Escamilla González Aragón;  el premio a Mejor Director se le dio a Israel Ahumada por su corto Fausto en la oscuridad; los galardones a Mejor Guión y Mejor Cortometraje fueron entregados a How to reach God through proper exercising de Gabriel Herrera Torres; el documental Ya nadie toca el trombón de Hani Sama se llevó una Mención Especial del Jurado.

En la categoría de cortometrajes internacional, resultaron ganadores con Mejor Fotografia, Arsenia Khachaturan con Lethé; Mejor Director y Mejor Guión para Atlantis de Michael Blasko y Mejor Cortometraje A man returned  de Mahdi Fleifel. Mención Especial del Jurado para A Boat de Gabriel Herrera Torres.

Y para acompañar los trofeos otorgados, la Universidad de la Comunicación otorgó un premio de 50 mil pesos al mejor cortometraje mexicano y un premio de 30 mil pesos al mejor cortometraje internacional.

En lo particular diré que esta primera edición del Black Canvas, me dejó un gran sabor de boca, debido a la calidad y puntualidad con la que fue exhibida su gran cartelera, cumpliendo con su objetivo de difundir la cultura cinematográfica entre los habitantes de la Ciudad de México. Una excelente propuesta que se convirtió en un punto de encuentro entre distintas generaciones de cineastas con visiones muy diferentes de la realidad, que en conjunto enriquecieron el contenido del festival. Una enorme felicitación a la Universidad de la Comunicación y a grupo Actinver que decidieron apostar por una iniciativa de este calibre, trayendo una excelente selección de películas.

¡Larga vida al Black Canvas! ¡Nos vemos el próximo año!

Texto y fotografías por Mario Marentes