Tortillero

Que sería de México sin las artes culinarias del tortillero, cuyas creaciones gastronómicas son la base de la alimentación nacional. Conocedor de los secretos de la masa, la manipula elegantemente para conseguir la textura perfecta.

Es bien sabido que para que las tortillas tengan aquel sabor inigualable, el tortillero debe de disfrutar de su labor. Transmitiendo aquella pasión con sus manos en cada palmada que poco a poco va otorgando la forma aplanada y oblonga de aquel delicioso platillo.

Terminando el proceso de preparación, poco a poco con paciencia va apilando una torre del preciado alimento, el cual desprende un especial vapor que invita al consumo. El persuasivo calor emanado de los paquetes palpita vitalidad.

Por ello honramos al tortillero y nos quitamos el sombrero ante él. Cuya creación se encuentra en cada mesa de nuestro querido país, que así como su obra, está hecho de maíz.

 

Los invitamos a la exposición "Los mexicanos pintados por sí mismos" ubicada en la estación del Metro Hidalgo en la Alameda Central, durante todo el mes de septiembre.

Texto: Mario Marentes

Fotografía: Verónica Jabne